iab-728x90

The Magazine of The Evangelical Lutheran Church in America

iab-728x90

Big C, little c (en español)

Cuando María Eugenia Aguilar emigró de México hace seis años para reunirse con su esposo en Chicago, encontró realmente difícil su nueva manera de vivir; la nostalgia le resultaba insoportable.

“Lo extrañaba todo y estaba deprimida,” dice Aguilar. “Yo habia sido católica toda mi vida y sentí entonces la necesidad de hablar con un sacerdote”. Las visitas a varias iglesias católicas romanas no le trajeron consuelo, hasta que llegó a la Iglesia San José, una congregación de la Iglesia Evangélica Luterana en América (IELA).

“Yo entré, vi a la Virgen de Guadalupe y de inmediato me sentí en casa,” nos dice. “Así pues, continué viniendo. Yo no sabia que se trataba de una iglesia luterana”.

Sacerdotes y feligreses católico-romanos en el sur de Chicago y en el cercano Cicero, Illinois, en donde está ubicada la Iglesia San José, dicen que la experiencia de la señora Aguilar no es rara. Ellos acusan a algunas congregaciones latinas luteranas de atraer a inmigrantes mexicanos a sus iglesias, presentándose ante ellos como “católicas.”

El punto central de la confusión es la palabra católica, tal como se usa en los credos Niceno y Apostólico. Muchos inmigrantes mexicanos escuchan las expresiones “una santa iglesia católica y apostólica” ó “santa iglesia católica” y las entienden como católica romana, y no simplemente católica (la iglesia universal). Algunos católicos de Chicago creen que los luteranos no están aclarando la confusión.

Un artículo del Chicago Sun Times publicado en agosto, con el título “¿Luteranos atraen a católicos hispanos?” puso sobre la mirilla el alcance evangélico del Sínodo de la IELA en el área Metropolitana de Chicago hacia personas inmigrantes de origen mexicano.

“Esta no es una cuestión teológica,” dice Ezequiel Sánchez, Director de la Oficina para Católicos Hispanos del la Arquidiócesis de la Iglesia Católica Romana de Chicago. “Es una cuestión pastoral. Tenemos personas asistiendo a iglesias católicas, que se quejan [diciendo], “Se nos ha mentido”, o “Ellos nunca nos dijeron.” Y esto produce un malestar en esta comunidad con este tipo de comportamiento”.

Sánchez dice que la cuestión no es que las iglesias luteranas crean que forman parte de una santa iglesia católica y apostólica, ni que ellos tengan a la Virgen de Guadalupe, algunas imágenes u otras estatuas que les resultan conocidos. “La cuestión radica en que no les aclaran que ellos no son católicos romanos”, aclara.

Esta práctica ha estado ocurriendo durante años, agrega Sánchez. Pero recibió atención sólo cuando un sacerdote católico “dilvulgó” al Sun Times el contenido del testimonio por escrito de una mujer, dirigido a la jerarquía católica. En él, Imelda Quintero relató cómo en 1997 sus dos hijos fueron bautizados en la Iglesia la Sagrada Familia, una congregación de la IELA en Chicago.

Dos semanas antes del bautismo se le dijo a la señora Quintero que esta iglesia no era católica. Cuando ella preguntó, personal de la iglesia le dijo que antes no era católica hasta que el “padre” que estaba a cargo llegó. “Entonces me convenci,” escribió ella. “Senti una decepción inmensa”, escribió la Sra. Quintero, cuando John Dearhammer, pastor de la Iglesia Católica Romana St. Gall en Chicago le aclaró que sus hijos habían sido bautizados en una iglesia luterana.

“Yo he recibido a gente dentro de la iglesia católica romana que ha sido bautizada en la Sagrada Familia o la Santa Cruz [en Chicago]”, explica el pastor Dearhammer. “Ellos no tenían ni idea de que se trata de iglesias luteranas, aún cuando le preguntaron al pastor si era una iglesia católica. Y a ellos se les dijo que sí, que era católica [romana], basados en que la iglesia luterana profesa el mismo credo que nosotros.

Estamos tratando de acabar con este procedimiento para ganar prosélitos…..Cuando algunas personas hispanas van y les preguntan, ‘Es ésta una iglesia católica?’ en realidad no están preguntando una sola palabra acerca del credo.


Se parece católica

Los latinos están unidos por su idioma, pero provienen de países diferentes, con culturas diferentes. Un reto que se menciona en la estrategia para el Ministerio Latino de la IELA, es crear una iglesia que reciba las tradiciones culturales de la comunidad latina como regalos para reforzar la misión y el ministerio luteranos.

“Les estamos ensañando a algunos mexicanos que ser católicos no sólo es ser católicos romanos”, nos refiere José Díaz-Rodríguez, del Sínodo del Área Metropolitana de Chicago. “Estamos aprendiendo lo que también significa ser latino y luterano.” El sínodo necesita crear modelos para ayudar a aquellos que no conocen otra iglesia que la católica, añade.

“Esto es un proceso. Estamos aprendiendo cómo hacerlo…y hay riesgos”, aclara Díaz-Rodríguez. “Es que la gente se confunde…Necesitamos asegurarnos de que la gente sepa qué es lo que están haciendo, cuando nos traen a sus hijos para ser bautizados o confirmados; es importante que sepan que somos luteranos.” También comentó sobre las acusaciones de la señora Quintero. Como anterior pastor de La Sagrada Familia, él bautizó a uno de los hijos de esa señora, y afirma que ella sí sabía que la iglesia no era católica.

“Tenemos el compromiso de enseñar que también somos católicos, pero explicándoles el significado de la palabra católico, sin que se confundan con la iglesia católica romana. Cuando tenemos la oportunidad de explicarles es entonces cuando la gente realmente empieza a participar”, concluye el pastor Díaz-Rodríguez.

“Esa participación es evidente en La Sagrada Familia”, añade, donde algunos miembros han asumido una mayor responsabilidad respecto del ministerio, incrementando liderazgo, discipulado, mayordomía y aprendizaje de la palabra de Dios. Algunos líderes del sínodo dicen que más de 300 personas asisten al servicio dominical, lo que la ha convertido en una de las congregaciones más concurridas de la IELA en Chicago.

En el alcance misionero hacia inmigrantes mexicanos, unas cuantas congregaciones luteranas latinas han incorporado algunas de las tradiciones religiosas de los mexicanos: la imagen de la Virgen de Guadalupe, el festejar a las quinceañeras, así como el uso de la expresión “padre”, en vez de “pastor.”

En la Iglesia San José, la cual comparte la iglesia con Gethsemane Lutheran Church, en Cicero, Illinois, los asistentes hacen los preparativos una media hora antes del servicio. Además del pan y del vino, sacan una escultura de la Virgen de Guadalupe y del Sagrado Corazón de Jesús. Cuando termina el servicio retiran las estatuas, velas y las demás imágenes.

“Yo me sentía incómodo de tener un estatua de la Virgen de Guadalupe, porque yo no crecí on ella”, recuerda José Cortés, pastor de San José y de La Sagrada Familia. “Pero los feligreses la seguían pidiendo”, dice Cortés, quien es de origen puertorriqueño. Al leer textos acerca de la virgen comprendió lo importante que es para los mexicanos. “No fue sino hasta entonces que la acepté y compré la primera [escultura] de ella para la Iglesia San José”, nos explica.

Cortés admite que se presenta como “Padre”, y no como “pastor”. Dice: “los primeros años yo me presentaba como pastor, pero los fieles seguían llamándome ‘Padre.’ Los feligreses me decían: nosotros sabemos que usted usa la pablara pastor, pero nosotros estamos acostumbrados a decir padre. Finalmente me di por vencido”.

La confusión católica-luterana aumenta cuando se excluye la palabra “luterana” de los nombres de las iglesias. Cortés dice que la palabra luterana no tiene significado para los inmigrantes mexicanos, y que si lo escriben en el letrero de la fachada puede impedir que la gente entre y descubra la iglesia.

Pero excluir la palabra es deshonesto, dicen la señora Quintero y otras personas. Las iglesia deberían de identificarse como luteranas desde el letrero de la fachada, escribió, y añadió: “Cuando la gente vea este letrero, ellos podrán decidir por sí mismos si quieren dejar de ir o continuar asistiendo a ella. A mí me parece que nos mienten y nos hacen creer algo que no es”.

La Sagrada Familia y San José incluyen el adjetivo luterana en sus nombres oficiales, pero no en el letrero en la fachada de la iglesia. En los letreros, las siglas de la “IELA” aparecen escritas después de La Sagrada Familia, San José y Santa Cruz.


Una confusión larga y extensa

Lydia Villanueva, pastora previa de la Iglesia Esperanza de Santa María, en Chicago, y vicepresidenta de la Asociación para los Ministerios Hispanos de la IELA, comenta que esta decepción ha ocurrido por mucho tiempo. “Estas congregaciones están presentando algo que [ellas] no es [sólo] para atraer gente”, explica. Y agrega: “No se identifican como una iglesia luterana, y el servicio es extremadamente similar a la iglesia católica romana”.

También afirma que han ocurrido situaciones similares en otros estados, pero se han resuelto localmente. “Pero…algunos no regresan y no quieren tener nada que ver con nosotros; permanecen lastimados y desilusionados de la iglesia luterana; aunque esto no tiene nada que ver con la institución, sino más bien, con un individuo”, añade Villanueva.

“Este tipo de práctica cierra las puertas a las mujeres que ejercen el ministerio”, agrega. A las mujeres se les hace difícil recibir el llamado de las congregaciones, o no reciben la misma hospitalidad ni respeto que reciben los “padres”, sus colegas masculinos.

En la Conferencia de Mujeres Latinas en el Ministerio, auspiciada por la Comisión de Mujeres de la IELA el pasado septiembre, se formó un comité para escribir una resolución que, al tiempo que denunciaba prácticas engañosas de evangelismo hacia las comunidades hispanas de la iglesia católica romana, analizaba el proceso de llamada para las mujeres hispanas/latinas en el ministerio, y desarrollaba un proceso de mentoría para mujeres pastoras y de liderazgo para laicas.

Continúan las conversaciones

Rubén Durán, de la División para el Alcance Misionero de la IELA, dice que desde cuatro años atrás existe un conflicto respecto del alcance luterano hacia los latinos y le enseñó al Sínodo del Área Metropolitana de Chicago y la Arquidiócesis de la Iglesia Católica Romana de Chicago que las congregaciones de la IELA necesitan enfatizar una identidad teológica única. Durán dice que la teología y la historia luteranas no son bien conocidas por el liderazgo católico local, especialmente entre los inmigrantes nuevos.

Una vez más, el sínodo y la arquidiócesis están en conversaciones para llegar a un entendimiento. El Obispo Paul Landahl nombró a Díaz-Rodríguez para que trabajara con Sánchez a fin de llegar a un acuerdo de interés mutuo. Ambos han recomendado un proceso de sanación y reconciliación, así como de educación del clero y de los fieles.

Aguilar, quien nunca pensó abandonar la iglesia católica, ha encontrado una nueva manera de vivir su fe. “En la iglesia católica yo iba a misa, pero en la Iglesia Luterana San José leemos la Biblia y aprendemos la palabra de Dios”, dice.

Aguilar se dio cuenta de que ya pertenecía a la comunidad luterana cuando asistió a la ceremonia de inauguración del programa que ahora se llama Escuela de Diaconía para Latinos, del Centro de Estudios Teológicos del Sínodo. Ella estaba inquieta cuando se dio cuenta de que no estaba en la comunidad católica romana, pero su aprensión disminuyó cuando cantó Una Espiga, una canción que conocía desde niña. Se dijo a sí misma: “Si conocen esta canción, entonces no hay nada malo”.

Aguilar completó su capacitación para el programa de diaconía dos años después.


Comments

Rosalva Robledo

Rosalva Robledo

Posted at 4:53 pm (U.S. Eastern) 12/8/2009

Hola, soy mexicana hace 21 anos llege a los estados unidos tengo 11 viviendo en tenneessee, en un pueblo llamado Johnson City, no Hay muchas Iglesias Hispanas solamente 1 catolica,y 2 bautistas, tengo muchas dudas acerca de los bautistas fui bautizada hace 10 anos por esta doctrina pero algo no me deja seguir, he estado estudiando su doctrina por la internet y me gusta,desafortunadamente aqui no tenemos ninguna iglesia luterana hispana,tengo unos cuantos puntos que me gustaria ver si me pueden responder:

1.- por que yo no puedo ser pastora segun los bautistas.

2.- oran para que Dios les mande a a las ovejas por que dicen que el enfermo tiene que ir al doctor no el doctor al enfermo y no estoy de acuerdo.

3.- piensan que nunca un nino fue bautizado en toda la biblia no estoy de acuerdo tenia que haber ninos!

4.- dicen que adan no fue enganado que fue eva por eso la mujer no puede ensenar.

asisto a una Iglesia muerta los hermanos nunca demuestran interes por los hermanos si no voy en un mes a la iglesia no les interesa, esta regida por puros hombres ellos toman las decisiones y las mujeres nomas deben obedecer.no me estoy de acuerdo con la doctrina pero cuando le cuestiono a mi pastor luego me sale con que la biblia en timoteo dice que le prohibe a la mujer ser cabeza de hombre y yo le digo por que Dios entonces me puso en el corazon estas ganas de ensenar si el sabia que yo no podia? y el me dice que yo estoy equivocada que debo de orar mucho para que el enemigo no me quite mi salvacion alguien me puede ayudar? es verdad eso desesperada Dios los bendiga.



Print subscribers and supporting Web members may comment.

Log in or Subscribe to comment.

text size:

this page: email | print

iab-728x90
August issue

AUGUST issue:

Advice for evangelism

More...